Lunes, 15 Diciembre 2003
Dic15

Reprueban a Guillermo Pacheco Pulido

Puebla sigue acumulando malas notas en los temas de corrupci√≥n, eficiencia y justicia. Ahora el Consejo Coordinador Fiscal (CCF) y la firma de consultor√≠a aregional.com otorgaron a la entidad el √ļltimo lugar nacional ‚ÄĒjunto con Veracruz‚ÄĒ en administraci√≥n de justicia, al evaluar cuatro rubros del Poder Judicial local: calidad institucional, duraci√≥n de procedimientos, eficiencia en la ejecuci√≥n de sentencias y suficiencia de recursos.

 

La evaluaci√≥n, que aparece publicada a plana completa en la p√°gina 42 del m√°s reciente n√ļmero de la revista Expansi√≥n con el encabezado ‚ÄúJusticia en los estados‚ÄĚ, revela que el desempe√Īo de los magistrados y jueces adscritos al Tribunal Superior de Justicia, en comparaci√≥n con el resto de los 31 estados del pa√≠s y el Distrito Federal, es deficiente, lento, burocr√°tico y corrupto.

 

El reporte elaborado por aregional.com ‚ÄĒconsultora de an√°lisis especializada en federalismo fiscal, desarrollo regional, competitividad y deuda p√ļblica subnacional‚ÄĒ, con base en datos brutos de un estudio del Consejo Coordinador Financiero (CCF), sostiene que la forma en que se administra la justicia afecta directamente a la inversi√≥n: ‚ÄúLos problemas que debilitan la actividad econ√≥mica son la excesiva tardanza en los procedimientos de apelaci√≥n, desahogo de pruebas o dictamen, escasez de personal y recursos, as√≠ como el bloqueo de los juzgados por parte de agrupaciones de deudores.‚ÄĚ

 

De ah√≠ que el desempe√Īo del Poder Judicial sea uno de los par√°metros que los grandes inversionistas nacionales y extranjeros toman en cuenta para invertir en una u otra entidad.

 

De acuerdo con los cuatro rubros de desempe√Īo establecidos por el Consejo Coordinador Fiscal ‚ÄĒasociaci√≥n civil cuyos indicadores son tomados como fuente por instituciones como el ITAM o calificadoras como Moody¬īs‚ÄĒ, Aguascalientes y Quer√©taro son las entidades que m√°s destacan en administraci√≥n de justicia, al obtener tres calificaciones altas y una media, en contraste con Puebla, Veracruz y Guerrero que obtuvieron cuatro calificaciones bajas.

 

Estas calificaciones corresponden a calidad institucional, donde de eval√ļa la eficiencia de jueces y magistrados, su nivel de experiencia y su imparcialidad; duraci√≥n de procedimientos, es decir el tiempo para la ejecuci√≥n forzosa de un contrato; eficiencia en la ejecuci√≥n de sentencias, rubro que mide la capacidad de los √≥rganos de justicia para cumplir veredictos definitivos o la incapacidad para hacerlo por presiones internas o externas; y suficiencia de recursos, donde se eval√ļa el porcentaje del presupuesto total del estado destinado al Poder Judicial, los salarios y condiciones de los jueces, y las condiciones f√≠sicas y tecnol√≥gicas de que disponen los juzgados.

 

Pero lo delicado del asunto, es que éste no es el primer reporte que pone a Puebla por los suelos en administración de justicia. En agosto de 2002, la revista Este País publicó un suplemento especial sobre el mismo tema y los resultados fueron similares.

 

Aquella investigaci√≥n titulada ‚ÄúLa Administraci√≥n de la justicia local en M√©xico‚ÄĚ ‚ÄĒavalada por el Centro de Estudios de Derecho P√ļblico del ITAM y el despacho Gaxiola Moraila y Asociados S.C. ‚ÄĒubic√≥ a Puebla en los √ļltimos lugares en las categor√≠as de calidad profesional de los juzgadores, imparcialidad de los juzgadores, condiciones generales de los juzgados, rapidez en los procedimientos ejecutivos mercantiles, rapidez en los procedimientos hipotecarios, rapidez en los procedimientos de ejecuci√≥n, y confiabilidad de los servicios periciales.

 

La √ļnica categor√≠a donde el Poder Judicial de Puebla sali√≥ bien evaluada fue en remuneraci√≥n de los jueces, ya que la entidad se ubic√≥ s√≥lo por abajo del Distrito Federal, del estado de Mexico, Jalisco y Baja California. En Puebla, seg√ļn esa investigaci√≥n, los jueces ganaban en promedio 29 mil pesos mensuales.

 

INTRAMUROS

¬ŅSabe a cu√°nto ascienden las irregularidades y los desv√≠os de fondos p√ļblicos en que incurri√≥ Alberto Guerrero Guti√©rrez como director general del Colegio de Bachilleres, tan¬† s√≥lo en el a√Īo de 2001?

 

Sorpréndase: a 37 millones 950 mil 469 pesos, 99 centavos.

 

¬ŅY sabe qu√© es lo peor?

 

Que pese a sus abusos y latrocinios, este servidor p√ļblico hoy goza de una aviadur√≠a en la Secretar√≠a de Educaci√≥n P√ļblica del estado, ya que es el flamante asesor del titular de esa dependencia, Carlos Alberto Juli√°n y N√°cer, por lo cual recibe un sueldo de 34 mil 500 pesos mensuales.

 

¬ŅAhora entiende usted por qu√© Puebla ocupa, de acuerdo con Transparencia Mexicana, el nada honroso primer lugar nacional en corrupci√≥n? Esto, pese a ser de los estados que m√°s recursos invierten en auditor√≠as y fiscalizaciones.

 

La cifra de los abusos cometidos por Alberto Guerrero Guti√©rrez, marinista de pura cepa que convirti√≥ al Cobach en una especie de bunker pol√≠tico ‚ÄĒdonde hasta los directores de los m√°s de 20 planteles eran sindicalizados‚ÄĒ, consta en el dictamen firmado anteayer por los diputados de la Comisi√≥n Inspectora del √ďrgano de Fiscalizaci√≥n Superior del estado.

 

Ah√≠, en el punto tercero de las consideraciones, puede leerse textualmente: ‚ÄúComo resultado de no haber solventado los cargos fincados, el LIC. ALBERTO GUERRERO GUTI√ČRREZ, incurri√≥ en presuntas irregularidades relacionadas con el manejo de fondos p√ļblicos que recibi√≥ en administraci√≥n por la cantidad de $37,950,469.99 (treinta y siete millones novecientos cincuenta mil cuatrocientos sesenta y nuevos pesos 99/100M.N), misma que est√° contenida en documentales que obran en poder del √ďrgano de Fiscalizaci√≥n Superior del Estado de Puebla, lo anterior con independencia de las observaciones y cargos que se encuentra en t√©rmino‚ÄĚ.

 

El dictamen suscrito por los diputados pri√≠stas Mar√≠a Camelia Chilaca Mart√≠nez, Joaqu√≠n Maldonado Ibarg√ľen y Ninel Gonz√°lez G√°lvez, as√≠ como por el panista Juan Francisco Men√©ndez Priante y el perredista Jes√ļs Alonso Ca√Īete, autoriza a la Comisi√≥n Inspectora que inicie un procedimiento administrativo en contra de Alberto Guerrero por los delitos de peculado y desviaci√≥n de recursos p√ļblicos.

 

Sin embargo, me temo que este procedimiento correr√° la misma suerte de otros: quedar√° congelado en alguna oficina del Congreso o del Orfise, para regocijo de la se√Īora impunidad, √©sa que hoy hace que posible que Puebla se ubique como el estado campe√≥n en corrupci√≥n, fraudes y mordidas.

 

EN CORTO

Un bien informado lector de este espacio ‚ÄĒque firma con el pseud√≥nimo de Javier Rodr√≠guez y el correo electr√≥nico Esta direcci√≥n de correo electr√≥nico est√° protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. ‚ÄĒ me hizo llegar la siguiente informaci√≥n que hoy pongo a su consideraci√≥n por abordar un tema de inter√©s como la concesi√≥n del servicio de alumbrado p√ļblico, las negociaciones que se dieron en torno al asunto en Casa Puebla, y la intervenci√≥n del secretario de Gobernaci√≥n, Santiago Creel Miranda, como un aliado de Luis Paredes con miras al 2004.

 

Estimado Rodolfo:

 

La aprobación por el Congreso del estado del contrato de concesión del alumbrado publico y la semaforización en el municipio de Puebla es un acontecimiento político que de ninguna manera puede pasar desapercibido a los actores en el momento que vive nuestra entidad. 

 

Todo indica en primera instancia que el gran ganador en este asunto fue Luis¬†Paredes, quien habiendo sido acusado a lo largo de m√°s de un a√Īo de estar¬†realizando un acto ilegal, de pronto se presenta como quien siempre tuvo la¬†raz√≥n o bien como quien tuvo la fuerza y el talento para convencer a quienes ten√≠a¬†que convencer de las bondades de un proyecto que a todos conven√≠a a pesar de que¬†algunos de los argumentos en contra pod√≠an tener alguna validez legal.

¬†¬ŅA qui√©n tuvo que convencer Paredes para lograr la aprobaci√≥n del Congreso del estado? ¬ŅQu√© significado y alcance pol√≠tico tiene dicha aprobaci√≥n?

Desde luego Paredes no tuvo que convencer a todos y cada uno de los diputados, ni siquiera a los coordinadores de las bancadas más numerosas, es decir la del PRI y la del PAN, o sea a Víctor Manuel Giorgana Jiménez y a Leonor Popócatl, sino a los verdaderos líderes de los diputados de ambas fracciones: Melquiades Morales y Eduardo Rivera, quienes a su vez recibieron sendas llamadas de un poderoso personaje que no estuvo ausente en este asunto; Santiago Creel Miranda.

Para nadie es un secreto que Santiago Creel est√° en plena campa√Īa por alcanzar¬†la candidatura de su partido a la presidencia de la Rep√ļblica y que para¬†conquistar primero √©sta y luego la presidencia, requerir√° de muchos apoyos, pero¬†sobre todo el de quienes realmente puedan darle soporte pol√≠tico y tengan¬†capacidad de canalizarle todo tipo de recursos, es decir, de los gobernadores de¬†su partido, por lo que le es necesario que estos sean m√°s en n√ļmero y que le¬†sean afines, lo que supone a su vez que √©l tiene que impulsar a quienes m√°s¬†adelante lo apoyar√°n a √©l y este es el caso que nos ocupa: Creel tiene inter√©s¬†en que el pr√≥ximo gobernador de Puebla sea Luis Paredes, quien forma ya parte de¬†su equipo de campa√Īa, como lo fue en su momento del de Vicente Fox.

Melquiades a su vez, sabía que la concesión caminaría con o sin la aprobación del Congreso, pero no le convenía que se diera sin la intervención de éste, pues esto mermaría su propia posición.

¬†Tampoco estar√≠a por dem√°s alg√ļn pacto de fin de sexenio con alguien a quien no¬†se le pueden negar las posibilidades de ser su sucesor, sobre todo cuando la¬†situaci√≥n de su partido se ha complicado severamente a nivel nacional y cuando¬†sus propias cartas para sucederlo no acaban de dar color. El s√≠ndrome Zedillo¬†ronda en casa Puebla y el gobernador aprovecha el momento y circunstancia para¬†compartir el √©xito con Paredes y para dejar ver a propios y extra√Īos que podr√≠a¬†pactar con cualquiera que le garantice verdaderamente lo que √©l necesita:¬†tranquilidad.

 Eduardo Rivera, nuevo presidente del PAN en Puebla, necesitaba tanto dejar claro su liderazgo como fortalecer a su partido para poder ganar las elecciones del 2004, para lo que le es imprescindible que Paredes haga un papel más que bueno en la capital del estado. Tuvo la habilidad de tolerar la oposición frailista sin descalificarla, pero haciendo lo necesario para lograr lo que Melquiades requería para validar un proyecto que para ese momento ya era de él, del gobernador y del secretario de Gobernación: la mayoría de los votos panistas. 

¬†Mario Mar√≠n y Francisco Fraile son los grandes derrotados. Sus alfiles no¬†alcanzaron para neutralizar torres, caballos y dama que Paredes pudo sumar a un¬†proyecto que sin duda nos beneficia a todos los poblanos. Carlos Meza y Roberto¬†Grajales no lograron sino quedar ante los actores y la opini√≥n p√ļblica como¬†radicales intransigentes, incapaces de lograr los acuerdos que hoy necesitamos¬†para resolver nuestros problemas concretos y ambos ponen a sus jefes, el ex¬†alcalde y el senador, en la posici√≥n de quienes con tal de evitar un √©xito de su¬†rival, no tienen empacho en perjudicar a su ciudad o a su pa√≠s.

 Visto así, las secuelas de este episodio alteran los actuales equilibrios en la sucesión gubernamental al hacerse evidente un pacto de gran alcance entre quienes sin duda llevan hoy el liderazgo más fuerte en sus respectivos partidos:

Melquiades Morales y Luis Paredes. 

¬ŅQu√© podemos esperar de esto? ¬°Imag√≠nese nada m√°s!¬†

Hasta aquí el correo.