Lunes, 27 Octubre 1997
Oct27

Frenar la creación de escuelas incorporadas, por negocio

La solicitud que los directivos de las escuelas incorporadas a la Universidad Autónoma de Puebla hicieron al rector Enrique Doger Guerrero, el martes pasado, de no permitir la apertura de nuevas instituciones de educación superior, refleja en buena medida la ambición de un grupo de funcionarios y ex funcionarios de esta casa de estudios metidos a este negocio.

Veamos por qué.

Primero habría que recordar que estas escuelas incorporadas fueron concebidas con un claro interés de lucro, a partir de la disposición del entonces rector de la UAP, José Doger, de reducir la matrícula de algunas facultades de la institución, como Derecho, Administración, Contaduría y Medicina.

La medida resultó tan buen negocio que hasta José Doger decidió tener su propia universidad, en sociedad con su secretario particular Edmundo Cabello y su esposa Julia Hernández, a la sazón directora de Administración Escolar de la UAP.

Pero no fueron los √ļnicos. Al negocio de las incorporadas tambi√©n le entraron V√≠ctor Esp√≠ndola Cabrera, Guillermo Nares Rodr√≠guez, Jorge S√°nchez Zacar√≠as, Germ√°n Molina Carrillo y Enrique Ag√ľera Iba√Īez, por mencionar s√≥lo algunos.

Sobra decir que todos ellos se han enriquecido, a costa de la UAP, que por un lado les asegura el mercado de estudiantes con cientos o miles de rechazados que no aprueban el examen del College Board y, por otro lado, les garantiza una serie de prebendas dada su condición de funcionarios universitarios.

O qui√©n puede creer que el secretario general de la UAP, Guillermo Nares, va a ponerse estricto para que su escuela cumpla al pie de letra todos los requisitos y obligaciones que conlleva la incorporaci√≥n, o que vaya a ser lo propio con el hoy jefe de la Unidad de Asesores, V√≠ctor Esp√≠ndola o con el pr√≥ximo director de la Facultad de Administraci√≥n, Enrique Ag√ľera. La verdad es que nadie.

Por ello, sostengo que la petición que hicieron al rector Enrique Doger de no permitir la apertura indiscriminada o incorporación de nuevas escuelas resulta ridícula y fuera de lugar, porque en realidad su exigencia es otra: que el nuevo rector no se me meta con sus negocios, ni vaya a tener la ocurrencia de escamotearles un mercado que hoy tienen asegurado, vía los rechazados de la UAP.

 

EN CORTO

Este viernes sesionar√° el Consejo Universitario de la UAP, donde Lauro Castillo S√°nchez ser√° nombrado abogado general de la instituci√≥n y los contadores Armando Valerdi Rojas y Alfonso Esparza ser√°n ratificados como tesorero y auditor generales, respectivamente. ***** En dicha sesi√≥n, por cierto, se aprobar√°n siete nuevas maestr√≠as, cuatro de las cuales corresponden a Ingenier√≠a Civil, siendo √©stas las de la Construcci√≥n, Estructuras, Geotecnia e Ingenier√≠a Ambiental. Las tres restantes son Dise√Īo Arquitect√≥nico que se abrir√° en Arquitectura; Est√©tica y Arte, en Filosof√≠a y Letras; y Gobierno y Pol√≠ticas P√ļblicas, en Administraci√≥n. ***** El coordinador general de Intercambio Acad√©mico y Relaciones Internacionales de la UAP, Jorge Ch√°vez Ram√≠rez, pronto estrenar√° oficinas en el edificio Carolino, en lo que fueron las aulas de la escuela de Biolog√≠a. ***** El pasado 15 de octubre, Francisco Hemmelhainz Naveda se despidi√≥ del ayuntamiento de Puebla, cuentan que desilusionado porque sus consejos cada vez se o√≠an menos. ***** Francisco Javier Torres S√°nchez fue electo ayer presidente del Comit√© Municipal de Puebla, en una asamblea caracterizada por el glamour de los panistas capitalinos. La suya pareci√≥ una convenci√≥n empresarial, mas que un acto partidista. Otro Francisco Javier, pero de apellidos Arrubarrena Garc√≠a, tambi√©n fue designado la semana pasada director jur√≠dico de la Secretar√≠a General del ayuntamiento de Puebla, en sustituci√≥n de Alberto Islas Gonz√°lez. ***** Siguen apareciendo acreedores de la dirigencia estatal de la CNOP. El mi√©rcoles pasado, abogados del Jur√≠dico de Tel√©fonos de M√©xico se apersonaron en las oficinas de la 9 Oriente para exigir el pago vencido de cuatro l√≠neas telef√≥nicas, sin que el l√≠der saliente de esa organizaci√≥n pri√≠sta, Humberto Guti√©rrez Manzano, les diera la cara. ***** El candidato opositor a la Secretar√≠a General de la CNOP en la entidad, Edmundo Briones, se ha convertido en un aut√©ntico dolor de cabeza para el candidato oficial, Julio C√©sar Bouchot Garrido. Este fin de semana, por ejemplo, casi provoca un enfrentamiento durante un encuentro femenil en el auditorio de la SAGAR. Los simpatizantes del ex subsecretario de Planeaci√≥n de la Secretar√≠a de Finanzas deber√≠an saber que Edmundo Briones no act√ļa s√≥lo, sino con el respaldo de algunas gentes estrechamente vinculadas al l√≠der saliente del sector popular, como Jos√© R√≠os Arias, Jos√© Luis Galindo y Roberto Incl√°n, por lo que no habr√≠a que descartar una sorpresa el pr√≥ximo jueves 30 de los corrientes en que ser√° electo el sucesor de Guti√©rrez Manzano. ***** Durante la Tercera Reuni√≥n Nacional de Presidentes Municipales Pri√≠stas, en la cual se constituy√≥ la Federaci√≥n Nacional de Municipios A.C., la alcaldesa de Huaquechula, Puebla, Mar√≠a Isabel Merlo Talavera, fue designada presidenta de la Zona Sur, que comprende precisamente a todos los estados del sureste de la Rep√ļblica Mexicana. ***** Este s√°bado contrajeron nupcias los hijos de dos influyentes empresarios pol√≠ticos de la entidad, Ricardo Men√©ndez Haces y Jos√© Cernicchiaro Maimone. Sobra decir que el evento social reuni√≥ a lo m√°s selecto de la clase pol√≠tica, pues a √©l acudieron desde el gobernador Manuel Bartlett D√≠az hasta los aspirantes del PRI a sucederlo, como Melquiades Morales Flores, Jos√© Luis Flores Hern√°ndez y Germ√°n Sierra S√°nchez, as√≠ como otros pol√≠ticos importantes tanto del tricolor como del PAN, entre los que figuraron Jaime Aguilar Alvarez, Luis Antonio Godina Herrera, Francisco Fraile Garc√≠a y Ricardo Villa Escalera. ***** A prop√≥sito de la comida que los contrayentes ofrecieron a sus amigos y a los invitados de sus pap√°s, a cargo por cierto de Servicios de Banquetes Mayita, cuentan que en una de las mesas instaladas en el amplio jard√≠n de la casa de Ricardo Men√©ndez, all√° por Zavaleta, se sentaron juntos los integrantes de la autollamada Corriente Independiente de la Canaco, que no son otros que los empresarios pri√≠stas Valent√≠n D√≠ez Fern√°ndez, Marian Foitzik y M√°ximo Caso Men√©ndez.

 

CARTA ACLARATORIA

Sr. Director:

Sirva la presente para enviarle un cordial saludo y a la vez manifestarle que en la columna "Entrelíneas" del periódico El Universal del pasado lunes 20 de octubre que usted escribe, hace referencia al suscrito con acusaciones a todas luces carentes de fundamento y apego a la verdad, por lo que me veo precisado a discrepar y a desmentir tales aseveraciones.

En primera instancia usted afirma que la Contralor√≠a a mi cargo no solo no castiga a los funcionarios corruptos, sino que acepta que √©stos sean indemnizados con sumas que van de los $50,000.00 a los $100,000.00 pesos, situaci√≥n que es falsa, ya que de acuerdo a la ley son diversas las causas por las que un servidor p√ļblico se puede separar de su empleo, pero lo que respecta a la "relaci√≥n laboral" no es competencia de la Contralor√≠a Municipal, ya que corresponde a la Direcci√≥n de Personal manejar este tipo de asuntos, y en su caso, ventilarlos ante el Honorable Tribunal de Arbitraje del Ayuntamiento, de tal manera que el inculpar a la Contralor√≠a de incurrir en este tipo de irregularidades me hace pensar que existe de parte de usted un total desconocimiento de las atribuciones de cada dependencia, o una actitud dolosa hacia mi persona o hacia el Ayuntamiento de Puebla.

Por otra parte al referirse a la falta de castigo a los funcionarios corruptos, incurre igualmente en un total desconocimiento de como esta Contralor√≠a a mi cargo ha venido desarrollando los procedimientos administrativos siempre dentro del marco de la ley, ya que se han dictado resoluciones que van de la destituci√≥n, hasta la inhabilitaci√≥n en el servicio p√ļblico del acusado, entre otras, y si a alg√ļn servidor p√ļblico no se le ha sancionado es porque no existieron elementos para acreditar la responsabilidad.

Por lo que respecta a los se√Īores CC. Jorge P√©rez Lara Vicu√Īa y Ricardo Monreal Hern√°ndez debe quedar claro que hubo una exhaustiva investigaci√≥n as√≠ como una fuerte defensa por parte de los acusados, sin embargo se dict√≥ en su oportunidad la sanci√≥n que correspond√≠a de acuerdo a las faltas administrativas fehacientemente probadas, orden√°ndose la suspensi√≥n de sus empleos, resoluci√≥n que actualmente se encuentra firme.

Por lo anterior mucho le agradecer√© se sirva rectificar sus afirmaciones y publicar esta carta que contiene mi inconformidad ante los se√Īalamientos contra mi persona.

Abrir espacio y derecho a réplica a los lectores ha sido una característica que ha distinguido el profesionalismo y la formalidad periodística de El Universal.

Atentamente.

C.P. Ra√ļl Barranco Tenorio

Contralor Municipal

H. Puebla de Z., a 23 de octubre de 1997

RESPUESTA

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Despu√©s de leer y releer su carta, creo que los juicios que he realizado sobre su desempe√Īo como Contralor Municipal en la pasada y en anteriores entregas de Entrel√≠neas, me parece que est√°n m√°s que fundados.

Veamos por qué.

1. Si realmente Jorge Perezlara Vicu√Īa y Ricardo Monreal Hern√°ndez no fueron indemnizados, como usted dice, entonces qu√© conceptos cubren los cheques que recientemente les entregaron. ¬ŅAcaso su silencio, un cohecho o simplemente un premio a la habilidad que √©stos tuvieron para revertir en contra del ayuntamiento las conclusiones de la auditor√≠a efectuada por la Contralor√≠a Municipal que usted dirige?

2. Respecto a su apreciación de que tales pagos no son de su competencia, sino de la desaparecida Dirección de Personal con quien Jorge Perezlara y Ricardo Monreal mantuvieron una ``relación laboral'', creo, con todo respeto, que sus aseveraciones no sólo carecen de lógica, sino del más elemental conocimiento jurídico sobre sus atribuciones.

En primer lugar, porque el entonces director de Personal, Javier L√≥pez Rosete, era un funcionario sujeto a Ley de Responsabilidades de los Servidores P√ļblicos, lo mismo que sus actos y resoluciones como titular de la dependencia encargada de los recursos humanos y las relaciones laborales del ayuntamiento.

Su argumento es absurdo. Aceptarlo ser√≠a tanto como suponer que la Contralor√≠a nada tiene qu√© decir, hacer u opinar en asuntos como la contrataci√≥n, el pago o despido de funcionarios municipales, porque tales cuestiones competen o compet√≠an √ļnica y exclusivamente a la Direcci√≥n de Personal.

Y en segundo t√©rmino, quisiera recordarle que el art√≠culo 60 de la Ley Org√°nica Municipal establece con toda claridad en sus fracciones I, II, XI y XII que los contralores de los ayuntamientos est√°n obligados a inspeccionar el ejercicio del gasto p√ļblico, a vigilar los recursos patrimoniales del Municipio, as√≠ como el cumplimiento de normas y disposiciones sobre contrataci√≥n y pago de personal y a emitir su opini√≥n sobre la administraci√≥n de recursos humanos, materiales y financieros.

Si usted desconoce sus atribuciones la culpa no es mía, sino de usted y de quien lo contrató.

3. Finalmente, por lo que hace al desempe√Īo de la Contralor√≠a y de usted en lo particular en los casos de corrupci√≥n que en la actual gesti√≥n municipal se han conocido, perm√≠tame insistir que los resultados son magros.

O qu√© explicaci√≥n podr√≠a dar usted a la opini√≥n p√ļblica sobre las auditor√≠as que la dependencia a su cargo realiz√≥ para investigar la venta fraudulenta de 28 veh√≠culos seminuevos en calidad de chatarra al final de la pasada administraci√≥n municipal, los errores en la construcci√≥n de los puentes edificados sobre el r√≠o Alseseca que provocaron la muerte de 18 personas, el desv√≠o de recursos municipales para remodelar las oficinas del PRI de la 5 Poniente 122, los fraudes en el Departamento de N√≥minas y la doble facturaci√≥n en las oficinas del Impuesto Predial, il√≠cito en el que seg√ļn sus propias palabras estuvieron involucrados desde el presidente municipal Rafael Ca√Īedo Ben√≠tez hasta las cajeras Josefina Flores, Lourdes Bonifacio, Nohem√≠ Romero y Ver√≥nica Mayoral.

Creo que poco, pero muy poco, ya que la mayor parte de los funcionarios supuestamente sancionados por usted, no sólo han logrado demostrar que el procedimiento que se les siguió para inhabilitarlos estuvo malhecho, sino que han conseguido echar abajo sus resoluciones por la vía jurídica.

¬ŅO acaso me equivoco?, es pregunta, que conste.

Atentamente.

Rodolfo Ruiz R.