24/Marzo/2004
Selene Ríos Andraca

Cuetzalan cuenta con un complejo de cavernas que recorre el municipio y que rebasan los 50 mil metros, seg√ļn estudios de prestigiados espele√≥logos, que las han explorado, principalmente de la Association for Mexican Cave Studies, de Austin, Texas y de un grupo de espele√≥logos ingleses. Destaca por ser la de m√°s f√°cil acceso la gruta del Chivostoc, muy temida por los nativos ya que se conoce como la cueva del Amocuali, (diablo).

De acuerdo con informaci√≥n del portal electr√≥nico www.cuetzalan.com, existe otra gruta "Atepolihui" y en su primer sal√≥n destaca un mirador natural, desde el cual se admira el rededor de las monta√Īas ;en el segundo descubriremos la figura de un elefante, en el tercero infinidad de estalactitas y estalagmitas que le dan forma a un sinn√ļmero de figuras que maravillar√°n a nuestra mente, denominado de los "candiles" donde sobresale una estalagmita que parece la torre de Pisa.

Si desea ir, se informa en el sitio electr√≥nico, es mejor llevar gu√≠as con experiencia, ya que no existe un camino definido para llegar. Para realizarlo se debe disponer de 6 horas, preferentemente por las ma√Īanas y comprender√° desde la salida de Cuetzalan, un paseo por las monta√Īas, incluyendo una cascada "Velo de Novia" y la exploraci√≥n de la caverna .Es importante mencionar que la Atepolihui, es una gruta muy segura y se puede visitar en cualquier √©poca del a√Īo.¬†

Existe otra, cuyo inicio es el hundimiento de dos ríos,  no se recomienda su penetración, al menos que usted sea un experto espeleólogo y cuente con todo el equipo necesario.

Se calcula que Cuetzalan tiene 32 mil metros de ellas y 37 mil 676 metros¬† de longitud, pero s√≥lo dos son accesibles para el com√ļn de la gente: Chivostovoc y Atepolihui, esta √ļltima con varios salones de estalactitas y estalagmitas. Para conocer cuevas y cascadas es posible contratar a muchachos-gu√≠as en la delegaci√≥n de turismo de Cuetzalan.