03/Agosto/2004
Claudia Lemuz

Los secretarios de Finanzas, Contralor√≠a y Gobernaci√≥n ‚Äďintegrantes de la Comisi√≥n de Gasto Financiamiento (CGF) del estado- rechazaron que las ampliaciones presupuestales autorizadas durante el a√Īo pasado, por 3 mil millones de pesos, hayan generado un d√©ficit presupuestal o un ‚Äúhoyo financiero‚ÄĚ en las finanzas estatales. Este no existe, replic√≥ molesto, Francisco B√°rcena Compe√°n, titular de la SFA.

Entrevistados por separado en la entrega de Premio Estatal a la Calidad Total, que recibieron ayer las secretar√≠as de Finanzas y de Desarrollo Econ√≥mico, los titulares de las dependencias arriba citadas subrayaron que las ampliaciones presupuestales aprobadas el a√Īo pasado corresponden a los criterios de austeridad establecidos por el gobernador a mediados del 2003.

B√°rcena Compe√°n explic√≥ que de los 3 mil millones de pesos de ampliaciones, la mayor√≠a de los fondos se aplicaron para el rubro de obra p√ļblica. El secretario de Gobernaci√≥n, Carlos Arredondo, acept√≥, por su parte, que entre los recursos aprobados por la Comisi√≥n Gasto Financiamiento figuran algunas partidas para propaganda e imagen institucional de su dependencia por m√°s de 5 millones de pesos.

El contralor del estado, Héctor Jiménez y Meneses, dijo que los bonos por productividad y calidad autorizados por la CGF para mandos superiores de la Secretaría de Finanzas están justificados y apegados a la ley, en virtud de que los funcionarios beneficiados realizaron actividades extras.

Aunque el gobierno estatal ya hab√≠a entrado a una etapa de austeridad, en la segunda sesi√≥n de la CGF que se llev√≥ a cabo el 11 de junio del a√Īo pasado, autorizaron 9.7 millones de pesos adicionales a la direcci√≥n general de Comunicaci√≥n Social, cifra que podr√≠a elevarse hasta 136.6 millones de pesos de ser necesario para cumplir con los compromisos de publicidad que estaban pendientes, de acuerdo a las observaciones que se hicieron a la solicitud.

Siete d√≠as despu√©s celebraron la tercera sesi√≥n y entre las partidas que destacan est√° la que aprobaron a la Secretar√≠a de Finanzas por 6.4 millones de pesos para contratar los servicios de consultor√≠a de la empresa que elabor√≥ el dictamen de la cuenta p√ļblica del Ejecutivo estatal.

El dos de julio la Secretaría de Finanzas recibió 3.6 millones de pesos más para gastos de propaganda e imagen institucional, al igual que el Ejecutivo al que autorizaron 5 millones de pesos para el mismo concepto.

 

Una semana después, el contralor Héctor Jiménez y Meneses; el secretario de Gobernación, Carlos Arredondo Contreras y Francisco Bárcena acordaron apoyar a la Universidad Autónoma de Puebla con 60 millones de pesos por considerar que sus proyectos tienen un alto contenido social, como se puede leer en las observaciones que hicieron al atender tal petición.

El 9 de julio asignaron un mill√≥n de pesos para el Instituto de Administraci√≥n P√ļblica, responsable de elaborar el Informe de Competitividad 2004 que present√≥ en meses pasados el ex sub secretario de Egresos de Finanzas, Fernando Manzanilla Prieto.

En la s√©ptima sesi√≥n de la CGF tambi√©n favorecieron a la SFA con casi 3 millones de pesos, pues pese a atravesar por tiempos de austeridad sus resultados valieron para que ‚Äď√ļnicamente- los mandos superiores recibieran un bono al ser productivos.

Morales Flores ya había pedido a los funcionarios estatales apretarse el cinturón, sin embargo en julio, durante la octava sesión, los integrantes de la comisión le autorizaron al Ejecutivo gastar casi medio millón de pesos para realizar actos y trasladar empresarios por la visita del embajador de Alemania a Puebla.

Durante la novena sesi√≥n que se realiz√≥ el √ļltimo d√≠a de julio a la Segob le etiquetaron 4.5 millones de pesos para gastos de propaganda e imagen institucional y al Ejecutivo m√°s de un mill√≥n de pesos para rentar aeronaves y dar mantenimiento los helic√≥pteros propiedad del gobierno estatal, toda vez que a su parecer las giras de trabajo de Melquiades Morales son estrat√©gicas y su seguridad es prioritaria.

Además de recibir bonos de productividad, los funcionarios de la Secretaría de Finanzas también fueron capacitados, lo que tuvo un costo de 4.4 millones de pesos que no estaban considerados en el presupuesto de egresos 2003, elaborado por esta dependencia.

La partida para capacitar personal de Finanzas la aprobaron el 6 agosto, cuando se llevó a cabo la décima sesión, en la que también autorizaron otros 4.5 millones de pesos al Ejecutivo para más gastos de propaganda e imagen institucional.

Bárcena Compeán, en tono molesto, defendió que las partidas extras son para cuestiones que no están previstas pero sí justificadas.

Una vez m√°s, sostuvo que las finanzas estatales est√°n sanas y pruebe de esto es que el gobierno es sujeto de cr√©dito, pese a que el a√Īo pasado solicit√≥ a la banca privada un pr√©stamo por mil 500 millones de pesos que Finanzas est√° pagando en tiempo y forma por √≥rdenes del Ejecutivo.

Por su parte, Arredondo Contreras expuso que los recursos adicionales a las dependencias est√°n justificados porque no dependen de la voluntad de una sola persona, sino del an√°lisis que realizan varios funcionarios estatales con base en la capacidad del presupuesto y la necesidad de lo que les est√°n requiriendo.