Septiembre

En septiembre hubo gran expectativa por la resolución que tendría que emitir la CNDH sobre el caso Chalchihuapan. Las organizaciones civiles advirtieron que el gobernador Rafael Moreno Valle tendría que aceptar la recomendación o sería sujeto a juicio político.

El 11 de septiembre, la CNDH determin√≥ que fue un proyectil de largo alcance, disparado por granaderos o escopeteros, el que hiri√≥ de muerte al ni√Īo Jos√© Luis Tehuatlie el 9 de julio, durante el desalojo de habitantes de San Bernardino Chalchihuapan.

A√ļn no terminaban los reclamos y cr√≠ticas por la tragedia de Chalchihuapan, cuando el gobierno poblano ya se hab√≠a echado encima otra vez a la poblaci√≥n. Propuso construir un parque tem√°tico a un lado de la pir√°mide de Cholula y para conseguir sus prop√≥sitos coordin√≥ con los ayuntamientos la expropiaci√≥n de predios.

De nuevo se reavivó la protesta y los pobladores salieron a las calles a manifestar su rechazo al proyecto y acusaron al gobierno de intentar arrebatarles sus terrenos.

En el terreno nacional, el presidente Enrique Pe√Īa Nieto present√≥ su segundo informe de gobierno. Presumi√≥ sus reformas hacendaria, educativa y energ√©tica, y pint√≥ un panorama de bienestar al alcance de la mano.

Pe√Īa Nieto anunci√≥ la construcci√≥n de un nuevo aeropuerto, que ser√≠a la obra emblem√°tica de su sexenio. Los observadores se√Īalaron que al presidente se le olvid√≥ tratar el tema de la corrupci√≥n.

El 26 de septiembre en Iguala, Guerrero, un grupo de estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa que viajaba en un autob√ļs fue interceptado por elementos del orden cuando se dirig√≠an a buscar m√°s veh√≠culos, para dirigirse despu√©s a la conmemoraci√≥n de la matanza de Tlatelolco.

En un primer choque, los policías dispararon y asesinaron a seis personas y lesionaron a 27 estudiantes. Luego se llevaron a los muchachos detenidos y 43 personas fueron reportadas desaparecidas.

Los reclamos de las organizaciones de derechos humanos por los asesinatos y desapariciones fueron aumentando hasta trascender las fronteras. El alcalde de Iguala, Jos√© Luis Abarca y su esposa, a quienes se les consider√≥ los autores intelectuales del asesinato y desaparici√≥n de los 43 estudiantes, se dieron a la fuga. M√°s tarde, el enojo de las organizaciones civiles se concentr√≥ en exigir la renuncia de Pe√Īa Nieto.